Cuando se acerca el mes de febrero el mundo entero pone su atención a una de las ferias más importantes de tecnología del mundo, el Mobile World Congress, que una vez más se ha celebrado en la ciudad condal. Este 2015, como va siendo tradición, se ha presentado el nuevo buque insignia de Samsung, el Galaxy S6, que también ha llegado con un hermano, el Galaxy S6 Edge, parece que desde que Apple anunció sus nuevos iPhone, los dos buque insignia, otras compañías se han subido al carro, y en este caso Samsung ha sido una de ellas sin dejar indiferente a nadie.

Hay vida más allá de Qualcomm para Samsung

El nuevo Samsung Galaxy S6 ha cumplido de una vez por todas uno de los grandes deseos de los surcoreanos, presentar un dispositivo que haga uso de procesadores de la propia casa y se convierta en un éxito, algo que parece bastante asegurado en este caso. El dispositivo viene con un Exynos 7420 Octa, se trata de dos Quad-core, uno a 2.1 GHz y otro a 1.5 GHz que vienen complementados con una GPU Mali-T760MP8. Viene con una memoria RAM de 3 GB y con tres posibles configuraciones de almacenamiento interno, la primera de 32 GB, la siguiente de 64 GB y una última de 128 GB, que en ninguno de los casos se pueden ampliar mediante una tarjeta microSD porque este teléfono no tiene una ranura para ello.

Ultra HD para los Galaxy

La pantalla de este nuevo dispositivo mantiene la misma medida que la de su antecesor, son 5.1 pulgadas, pero aumenta la resolución hasta llegar a 4K, lo que conlleva tener una pantalla a 2560 x 1440 píxeles que le aportan una densidad de 577 píxeles por pulgada. Tal y como tiene acostumbrados a sus usuarios, la pantalla es una Super AMOLED que viene con una de las mejores protecciones posibles contra golpes y arañazos, la tecnología Corning Gorilla Glass 4. La relación cuerpo-pantalla mejora un poco más de un punto y se sitúa en el 70.7 %, una cifra a tener en cuenta al tratar con pantallas de dichas dimensiones.

Una cámara a la altura del dispositivo

La cámara suele ser un aspecto en el que desde Samsung hacen un gran esfuerzo para cumplir con las expectativas de sus clientes que reclaman las mejores características. Así es que en la parte trasera encontramos un sensor de 16 MP con una apertura f/1.9, algo que ha mejorado desde el S5 que se quedaba en f/2.2. Además han añadido una característica que muy posiblemente marque la diferencia que es la estabilización óptica de imagen que permite reducir la borrosidad de las fotografías y mejora la estabilidad en los vídeos. Es capaz de grabar en 4K a 2160p a 30 fps, en Full HD a 1080p a 60 fps y en Slow-motion en HD a 720p a 120 fps. La cámara delantera es de 5 MP, un aumento importante, teniendo en cuenta que venía de los 2 MP y tiene la misma apertura que la cámara trasera y permite grabar en 2K a 1440p a 30 fps.

¿Suficiente batería?

La batería también ha sufrido cambios pero en este caso no ha sido para mejor, con respecto a la versión anterior hemos visto una importante reducción hasta quedarse con tan solo 2550 mAh que en este Galaxy S6 ya no se puede extraer libremente. Los surcoreanos aseguran una durabilidad de 17 horas en conexión 3G y hasta 49 horas en reproducción de música, unos datos que se han visto menguados desde el S5 pero que también aseguran el funcionamiento del dispositivo para un día entero. Una característica que incorpora este nuevo dispositivo es la posibilidad de cargar la batería inalámbricamente mediante estaciones o bases específicas para esta función.

5.0.2 actualizable a la última versión

El sistema operativo con el que han equipado este Galaxy es sin duda Android, que llegó al mercado con la versión 5.0.2, llamada popularmente como Lollipop y que actualmente puede ya encontrarse la actualización correspondiente al nuevo sistema, Marshmallow, en la versión 6.0.1 que aporta muchas de las novedades presentadas por Google, porque aunque desde Samsung incorporen su típica capa de personalización, TouchWiz UI, ésta cada vez se parece más a la original presentada por los norteamericanos, algo que reclaman muchos de los usuarios más puritanos de Android.

Adiós al plástico de baratija

Si nos fijamos en el aspecto exterior del dispositivo sí que podemos apreciar un importante cambio con respecto a la versión anterior, se abandona de una por todas el plástico que tanta manía parecía que tenían en Samsung y que tan desagrado causaba a los usuarios y se pasan a la elegancia personalizada en cristal y aluminio. Las partes trasera y delantera están cubiertas completamente por cristal Corning Gorilla Glass 4 de gran resistencia y los bordes son de aluminio, algo que mejora notablemente el diseño del terminal y que le dan un aspecto más acorde con sus competidores. Las medidas exactas del Samsung Galaxy S6 son de 143.4 x 70.5 x 6.8 mm con un peso de 138 gramos y está disponible en varios colores: blanco, negro, dorado y azul.

Samsung regresa elegantemente

Con este nuevo dispositivo, Samsung pretende reavivar con fuerza su línea más importante de dispositivos móviles, la de los Galaxy S, que en los últimos años el nivel de ventas había caído notablemente y todo indica que recuperaran el empuje perdido. Otro de los puntos fuertes es el lector de huellas dactilares que ya se puede usar en cualquier posición, algo a destacar después del fiasco que supuso el lector en la versión anterior. Con esto y el nuevo diseño, entre otras de las novedades que trae este dispositivo, parece que Samsung vuelve con las pilas recargadas.

Pin It on Pinterest

Share This